Alternativas saludables y ecológicas para el sangrado menstrual

Poco a poco nos vamos concienciando sobre la importancia de respetarnos y elegir alternativas saludables, tanto para nosotras como para la tierra, para el sangrado menstrual. La mayoría conocemos la problemática con el uso de los tampones y compresas convencionales, que van desde el uso de productos tóxicos y nocivos en la fabricación que afectan y se absorben por la vagina, el uso de plásticos que no dejan traspirar, gasto económico y de energía y residuos para la tierra. Pero ¿qué alternativas tenemos?

Cuando empezamos a hablar de compresas de tela, copas menstruales o sangrado libre muchas responden que la comodidad que da unos tampones o compresas convencionales no lo quita nadie. Se refieren a la comodidad de no tener que estar pendientes, de sentirse “libres” porque pueden seguir su vida 4-5 horas sin interrupción y sin tener que acordarse de que están menstruando, funcionando en un mundo lineal que quiere que sigas produciendo y estando accesible, la seguridad de que no vas a manchar y que nadie va a notar que estás menstruando. Porque eso es lo que nos venden los anuncios, así es como hemos aprendido a vivir nuestra menstruación. Es algo que debemos ocultar, las compresas vienen lo más finitas posible para que no abulten debajo del pantalón ajustado e incluso con perfume para que tapen los posibles olores a menstruación que podría haber en una mujer menstruante. El eslogan es “ser libres, no sentir ni saber que estamos menstruando”. ¿En serio? Claro, en un mundo donde la menstruación es un tabú, algo negativo que hay que esconder, donde sólo se atiende a la parte visible de la menstruación (el sangrado) y cualquier cambio psíquico se ve como un fallo de sistema o algo que hay que arreglar. Pero al cambiar el paradigma, este movimiento que está llevando a cada vez más mujeres a querer descubrir y vivir su vida cíclica y su menstruación, volver hacía lo sano y lo ecológico, hacía la conexión con sus cuerpos y lo natural, pues empieza la búsqueda de una alternativa respetuosa y agradable para los días de sangrado.
COMPRESAS DESECHABLES ECOLÓGICASdescarga (5)

Las compresas ecológicas están hechas de celulosa en vez de una mezcla de plástico. Son más cómodos y transpiran mejor que los convencionales. Por los componentes de las compresas convencionales y los químicos con los que están tratadas y la propia celulosa con las que están hechos pueden provocar reacciones y hongos. Este riesgo es menor con compresas ecológicas que no llevan químicos y plástico. Pero las compresas desechables pueden producir olores desagradables con el contacto con la sangre menstrual. No es la sangre en sí que huele, si no el contacto de la sangre con la compresa y sus componentes que producen el mal olor. Puedes comprobar que la sangre huele a eso, sangre limpia, pero nada más.
Una mujer que tiene un sangrado abundante tendría que cambiar a menudo, y la piel está siempre húmedo y puede molestar y ser fuente de bacterias y hongos.

images (6).jpg

COPA MENSTRUAL

Cuando descubrí la copa menstrual hace unos 10 años para mí fue el primer paso hacía la libertad y el disfrute de mi menstruación. Aunque tardé unos meses en conseguir colocármelo bien para no manchar, me sentía a gusto, no dependía de nada. Una vez que hayas pillado el truco es fácil introducirlo, sacarlo horas después y vaciarlo en el váter y enjuagarlo. Una alternativa ecológica, saludable y cómoda. Pero después de varios años, empecé a trabajar la conexión con mi útero, volver  a crear esa sensibilidad que nos permite sentir y percibir ese músculo interno. A medida que iba creciendo mi sensibilidad, mi cuerpo empezaba a rechazar la copa menstrual. Cada vez que me lo colocaba notaba una gran presión en el cuello del útero. Al introducirlo, se crea un vacío en el interior de la vagina, y eso succiona el cuello del útero hacía abajo. Y eso molesta, incluso duele. Mientras no sentía mi útero, no sentía la presión, pero luego la presión me obligaba a dejar de usar la copa menstrual. Ahora hay varias marcas y modelos, y algunas que no crean ese vacío al ser introducidas, que podría llegar a molestar. Por ello es importante probar y encontrar la copa que a una le va bien. Creo que la copa menstrual esa una alternativa ecológica y estupenda a los productos convencionales.

descarga (6)

COMPRESAS DE TELA

Una puede pensar que una compresa de tela es algo que abulta, es incómodo y que mancha, pero sólo puedo decir que me encantan. Son suaves, bonitos y agradables. No producen olores y hay de varios tamaños y nivel de absorción. Hay de los que se compran con la forma de compresa, muy cómodas y fáciles de lavar, que duran muchos años, pero igual sirve una toalla vieja cortada en trozos. No huele (te darás cuenta de que la sangre en sí no huele mal, el mal olor se produce cuando toma contacto con los componentes de la compresa desechable o el tampon) y son suaves y cómodos.

descarga (7)ESPONJAS MARINAS MENSTRUALES

En seco tienen un tacto áspero pero cuando se mojan son suaves, por lo que antes de introducirlos en la vagina hay que mojarlos bien y escurrir todo el agua. Las esponjas son reutilizables y biodegradables.  Se pueden recortar para que se adapten mejor y si el sangrado es abundante se puede usar dos a la vez. Hay esponjas blanqueadas y naturales,m por lo que siempre optaremos por la alternativa natural ya que los químicos usados en el blanqueo puede dañar nuestro equilibro de ph en la vagina. Y luego hay esponjas marinas compactas o esponjas marinas esponjosas con muchos orificios. Para la menstruación debemos elegir una esponja compacta. Si tiene muchos agujeros puede ser difícil sacarlos de la vagina porque se pueden romper. Los que normalmente vemos en las tiendas como esponjas para bebés suelen ser de las esponjosas así que no nos valen, cuanto más compactos mejor.

pexels-photoSANGRADO LIBRE

El sangrado libre consiste en no usar nada externo para absorber o retener la sangre menstrual, si no volver a usar el esfínter de cuello del útero para notar cuando el útero está lleno y necesita descargar la sangre (la sangre no sale continuamente sino se produce una descarga de vez en cuando cuando el útero lo necesita, la misma función que la vejiga con la orina).  No se trata, a diferencia de lo que muchos creen al oírlo, dejar salir la sangre y manchar el pantalón. Para nada. Con el sangrado libre lo que se hace es re-conectar con el útero y el suelo pélvico, sentir y controlar las descargas de sangre menstrual para poder ir al váter para soltarlos. Si quieres leer más sobre mi propia experiencia puedes leerlo aquí.
Desde pequeñas la sociedad nos enseña a no sentir nuestro útero o pelvis. Porque es tabú, es prohibido, es algo vergonzoso y asociado con la sexualidad. Así que no llegamos a crear las neuro-conexiones necesarias para sentirlo. Pero todas podemos volver a conectar con nuestro cuerpo, sentir cuando nuestro útero necesita vaciarse y disfrutar de una función totalmente natural del cuerpo femenino. Sólo hace falta paciencia al principio, porque somos como unos niños aprendiendo a controlar sus esfínteres. Paciencia, y ganas de vivir en su cuerpo de mujer con alegría.

Un abrazo, y con amor os invito a sentir vuestros cuerpos femeninos y disfrutarlos, todos los días del mes.

Sofía


One response to “Alternativas saludables y ecológicas para el sangrado menstrual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s