La danza, mi camino de crear

06ef846bdf233157896e666409e23b18
Arte de Valerie Sjodin

La danza, la música, el arte… vaya donde vaya el ser humano, recorriendo miles y miles de años y los lugares más escondidos de la tierra, siempre lleva consigo una necesidad de crear. Crear algo nuevo, a partir de los estímulos que le llegan desde el exterior, ya sea las gotitas de agua de lluvia que caen sobre su mejilla, ya sea el latido de la Madre tierra o la llamada de un pájaro que vuela sobre su cabeza. El arte y la creatividad nace dónde nace un ser humano, nació muchos antes de nosotros poder poner palabras a nuestros pensamientos. Y ¿por qué?

¿Por qué tenemos la necesidad de pintar y transmitir nuestra visión del mundo exterior o interior? ¿Poner nuestra huella en el mundo de nuestra interpretación de lo vivido? ¿Celebrar la emoción o la simple existencia ? ¿Por qué cuando escuchamos una melodía o un tambor, sentimos esa necesidad de liberar el cuerpo y sentirla vibrar al ritmo de la música? Y ¿por qué cuando estamos lejos de la civilización y su tecnología, siempre hay alguien que empieza a pegar con un palo sobre una piedra y otro que deja que el aire recorra por su cuerpo para convertirse en la voz del alma a través del canto?

Quizás es la única manera para poder expresar nuestros interiores deseos o la voz del alma, ahí donde no llega el pensamiento ni la razón. Sólo en la tierra del inconsciente, escondido bajo una manta de niebla que no deja atravesar al intelecto, sólo ahí podemos entrar en contacto con lo más sagrado, la vida, la creatividad, el alma…

Cada uno elige su manera de contactar con ese lugar interior y salvaje. Pero no deberíamos vivir la vida sin hacerlo. No podemos vivir desconectados de ese manantial sabio y eterno, porque entonces nunca llegaremos a conocer nuestra verdad. Porque eso es para mí el baile sobre todo, una expresión de mi verdad.

Algunos llegan al baile porque simplemente quieren salir y pasar un buen rato. Otros, porque sienten la danza como una manera divertida de hacer ejercicio físico.  Son dos componentes muy importantes en el baile. El cuerpo disfruta entre risas y compañeras. Pero hay una parte más, que a veces no nos atrevemos a nombrar en voz alta. Sentimos la llamada de ese algo. No sabemos por qué al bailar nos sentimos más divinas, enteras, conectadas, femeninas… No entendemos qué magia tiene esta danza, pero sin pensarlo más nos dejamos llevar por su ritmo. Y la danza oriental, nos llama, nos atrae como un imán con promesas de autoconocimiento corporal y la conexión con nuestra sexualidad y útero.

Yo creo que todos tenemos una historia que contar, una verdad personal que no se parece a la verdad de ninguna otra persona. Todos hemos vivido cosas distintos, y hemos creado formas de pensar y patrones según lo bueno y malo que nos haya pasado y afectado. Pero en nuestro interior está la verdad absoluta, la razón por la que estamos hoy aquí, y su única forma de expresarse es usando ese lenguaje que no habla el intelecto ni el pensamiento racional. Sólo a través del baile, la música, la pintura, la escritura… o cualquier manifestación artística, podemos reafirmar lo que sentimos, pensamos y somos en nuestro interior, y sólo así podemos conocer y expresar nuestra verdad y nuestra historia personal que se encuentra cristalizado en nuestras células.

Os invito a compartir mi danza, a recuperar el vuestro y traer al mundo la sabia verdad de vuestros corazones.

Publicado por Sofia Nikander

Me llamo Sofia Nikander, soy psicóloga y doula especializada en el ciclo sexual femenino y crianza. Mi trabajo se centra en los diferentes etapas de la vida de la mujer, desde la menstruación a la maternidad (embarazo, parto, posparto y crianza) y la menopausia. La búsqueda hacía el autoconocimiento de lo que nos pasa en las distintas etapas, desde lo físico hasta lo emocional y espiritual. Mis principales herramientas de trabajo a parte del sostén psicológico y emocional es usar la danza, el teatro y el movimiento, para reconocer, reencontrar y expresar nuestra verdad interior. Mi propio camino comenzó con el nacimiento de mi hijo mayor en 2007. Fue el comienzo de mi búsqueda personal hacía mi propia sexualidad y ciclo femenino, hacía la maternidad consciente y respetuosa. Anteriormente me había formado como profesora de danza oriental y danza creativa, y en teatro haciendo hincapié en técnicas psicodinámicas de teatro expresivo e improvisación. A partir de ese momento mi trabajo se iba dirigiendo hacía el conocimiento del cuerpo y el ciclo femenino, y la crianza. Me formé como doula y me gradué como psicóloga, especializándome en la Psicología de la Mujer, el cuerpo femenino y el ciclo sexual y menstrual. Desde 2008 me dedico a dar clases de danza oriental integral, con el cuerpo femenino y sus ciclos como protagonistas. Imparto talleres de preparación al nacimiento para embarazadas a través de la danza, y danza para madres con sus bebés. Facilito talleres para la mujer para reconectar con su ciclo menstrual y su poder. Organizo círculos de Mujeres y Encuentros de Luna en nuestra Tienda Roja. Soy madre de dos niños y me apasiona la crianza respetuosa y la educación en casa. Me inspiro en mi día a día en la pedagogía Waldorf y Montessori, y me encanta la belleza del enfoque de Reggio Emilia. Gracias por pasarte por aquí y encontrarte conmigo. Estaré encantada de acompañarte un trocito de tu propio camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: