La soledad en la crianza

A veces, criar a nuestros niños, a pesar de saber que es el trabajo más hermoso y gratificante que podemos hacer, se hace duro y difícil. Dudamos, nos cansamos, sentimos que se hace cuesta arriba, que necesitamos dormir más, comer más, cuidarnos más, tener más tiempo para nosotras. Nos sentimos solas, encerradas. Olvidadas, no compensadas. Y resumiría todo en una sola palabra: la tribu. Nos falta la tribu. Puede parecer un tópico, y una frase ya malgastada, pero cuando hablamos de criar a nuestros hijos, atender sus necesidades reales, criarles con amor y dando lo mejor de nosotras, al final siempre llegamos a la misma conclusión y la misma frase vuelve a aparecer es que nos falta la tribu.

Crear redes entre mujeres y madres (y padres, pero hablo de madres porque somos las que más a menudo nos quedamos a cargo de los hijos en casa), acudir a grupos de crianza, de lactancia, quedar en un parque con la merienda, te en una manta en el suelo… puede ser lo único que necesitamos para llenarnos de fuerza de nuevo. Curiosamente, ahí, sentadas con la taza de te, compartiendo, riéndonos mientras los niños juegan y gatean alrededor (o cocinando, o limpiando con niño colgado en la teta, total, no importa lo que hagas, importa no estar sola), las dudas y el cansancio se va evaporando. O sigue ahí pero de repente no te pesan tanto, puedes tomar perspectiva. De ti misma, de tu vida, de tu crianza. De repente aparecen las matices. Y las sonrisas.

El constructo de la familia nuclear es el modelo y la base en nuestra sociedad. Pero no atiende las necesidades básicas de los niños ni de las madres ni padres. Se crean las guarderías para que esas madres y padres puedan volver a sus puestos de trabajo. Y tanto la guardería como los compañeros de trabajo de alguna manera pretende llenar ese vacío de falta de tribu de nuestra sociedad. Somos alguien y pertenecemos a un grupo, al mundo exterior de la casa, tenemos nuestro lugar. Pero ahí, niños y adultos permanecen separados, los compañeros no son elegidos y al final del día quizás no compartimos nada más que justo eso, habitación y tarea.

Comparto este texto llamada “Madres solas” de Laura Gutman que me parece tan acertado y cierto.

“Tengo la certeza de que hemos sido diseñados como especie de mamíferos para vivir en comunidad, y que a lo largo de la historia hemos constituido tribus o aldeas para compartir la vida.
Necesitamos reinventar un esquema antiguo pero con parámetros modernos, siempre y cuando haya un conjunto de mujeres criando niños. No importa cuántas ya que una sola madre no logra criar a un niño. Pero cinco madres juntas pueden criar a cien niños. El secreto está en el conjunto, en la solidaridad, la compañía y el apoyo mutuo. Ninguna mujer debería pasar los días a solas con los niños en brazos. La maternidad es fácil cuando estamos acompañadas. No juzgadas ni criticadas ni aconsejadas. Simplemente junto a otras personas, en lo posible junto a otras mujeres que estén experimentando el mismo momento vital. Cuando las mujeres estamos intercambiando conversaciones, bromas, llantos o recuerdos con otras madres, nos resulta muy liviano permanecer con nuestros hijos. En cambio, cuando estamos solas, creemos que no somos capaces y suponemos que deberíamos dejar a los niños al cuidado de otras personas para “ocuparnos de nosotras mismas”. Frecuentemente no registramos que el problema está en la soledad de permanecer junto al niño. No en nuestra incapacidad para amarlos.
Por eso, insisto, es responsabilidad de las mujeres reconocer que necesitamos volver a juntarnos. Que si funcionamos colectivamente y dentro de circuitos femeninos, la maternidad puede resultar mucho más dulce y suave. Y que “mamá sola”, es aquella que no es comprendida, apoyada ni incentivada, aunque conviva con muchas personas. Y “mamá acompañada” puede ser una mujer que no tenga pareja, pero que sin embargo cuente con el aval de su comunidad.”

Mamás solas
Laura Gutman

Publicado por Sofia Nikander

Me llamo Sofia Nikander, soy psicóloga y doula especializada en el ciclo sexual femenino y crianza. Mi trabajo se centra en los diferentes etapas de la vida de la mujer, desde la menstruación a la maternidad (embarazo, parto, posparto y crianza) y la menopausia. La búsqueda hacía el autoconocimiento de lo que nos pasa en las distintas etapas, desde lo físico hasta lo emocional y espiritual. Mis principales herramientas de trabajo a parte del sostén psicológico y emocional es usar la danza, el teatro y el movimiento, para reconocer, reencontrar y expresar nuestra verdad interior. Mi propio camino comenzó con el nacimiento de mi hijo mayor en 2007. Fue el comienzo de mi búsqueda personal hacía mi propia sexualidad y ciclo femenino, hacía la maternidad consciente y respetuosa. Anteriormente me había formado como profesora de danza oriental y danza creativa, y en teatro haciendo hincapié en técnicas psicodinámicas de teatro expresivo e improvisación. A partir de ese momento mi trabajo se iba dirigiendo hacía el conocimiento del cuerpo y el ciclo femenino, y la crianza. Me formé como doula y me gradué como psicóloga, especializándome en la Psicología de la Mujer, el cuerpo femenino y el ciclo sexual y menstrual. Desde 2008 me dedico a dar clases de danza oriental integral, con el cuerpo femenino y sus ciclos como protagonistas. Imparto talleres de preparación al nacimiento para embarazadas a través de la danza, y danza para madres con sus bebés. Facilito talleres para la mujer para reconectar con su ciclo menstrual y su poder. Organizo círculos de Mujeres y Encuentros de Luna en nuestra Tienda Roja. Soy madre de dos niños y me apasiona la crianza respetuosa y la educación en casa. Me inspiro en mi día a día en la pedagogía Waldorf y Montessori, y me encanta la belleza del enfoque de Reggio Emilia. Gracias por pasarte por aquí y encontrarte conmigo. Estaré encantada de acompañarte un trocito de tu propio camino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: