La importancia de los ritmos para los niños: celebrar el otoño

Los que me conocéis sabéis la importancia que le doy en el día a día a los pequeños detalles y grandes celebraciones que marcan el ritmo del año y de la vida. Y es curioso, porque no soy para nada de rutinas o de horarios, pero para mí hay otro ritmo muy importante. Es un ritmo con pequeños rituales que marcan el paso del tiempo, de las comidas, del paso del año, las estaciones, las grandes fiestas. Da sentido al paso del tiempo. Solemos percibir el ritmo anual o semanal de forma lineal. Tenemos nuestras agendas y horarios lineales que tienen un principio y un fin. Pero el tiempo es circular, y pasamos una y otra vez por los mismos puntos aunque el contenido del día cambia. Y es aquí, donde las celebraciones y ritos dan sentido a la existencia, a esta rueda del año y las estaciones.

Para los más pequeños de la casa puede ser difícil percibir el tiempo. Una semana es muy larga y un mes una eternidad. Celebrar el inicio de la nueva estación, crear o rescatar rituales para realizar propio de esa celebración, montar una mesa con tesoros de la naturaleza, colores e imágenes de la estación, ayuda a sentir el paso del tiempo. Es como echar un ancla en el tiempo. Da seguridad y constancia. Todo va y vuelve. También es una manera de poder despedir a lo vivido, cerrar y comenzar una nueva etapa. Mi hijo pequeño, Elian, participaba con gran interés en recolectar piedras, hojas y piñas para nuestra sencilla mesa de estación y de colocarlo todo según quería.

Para los niños un poco más grandes hay calendarios perpetuos muy bonitos y útiles para ayudarles a sentir y percibir el tiempo, y preparase para los próximos acontecimientos. Un favorito es el calendario montessori:

Calendario-anual

Debido a su elevado precio hay muchas variantes DIY y nosotros optamos por un calendario hecho de pinzas para el mayor que ahora está colgado sobre su cama. Hemos pintado cada mes de un color, y cada estación de los tonos que sentimos que le simboliza. Cada pinza representa un día, y se puede colocar todas las notas, acontecimientos y recordatorios que deseamos. Cada día se da la vuelta a una pinza y así se percibe fácilmente el paso del tiempo. A medida que lo íbamos usando decidimos añadir también los nombres de los meses en la primera pinza del mes, y el número del día en cada pinza.

 

IMG_20170119_195452_610

Para mí, todo esto lo vivo de forma natural, ya que en los países nórdicos dónde nací es algo muy importante. Se celebra la primavera, el verano, el otoño, el Adviento y la Navidad, las comidas familiares del día a día son importantes acontecimientos familiares y casi siempre acompañadas por una vela. Cuando conocí la pedagogía Waldorf me sentí como en casa, porque la mayoría de las cosas ya las hacía con mis hijos, igual que mis padres lo hicieron conmigo. No solamente la celebraciones y festivos si no que culturalmente comparten valores, materiales, juguetes y muchas otras cosas.

La casa es un espacio vivo, crece y cambia con las personas, con las estaciones y celebraciones. Tenemos manteles de primavera, de verano, otoño y invierno. A medida de que el frío se hace notar la chimenea en la cocina se despeja y se vuelve central, las sartenes para asar castañas y maíz se sacan y se van guardando las cosas del verano. Como consumimos alimentos locales y ecológicos en la mayor medida posible, pues el tipo de comida, fruta y verdura disponible también acompaña al cambio estacional, ya que es según temporada.

En el centro de la mesa siempre hay una vela que se enciende en cada comida. A veces, como pasa en los desayunos, no comemos todos juntos, pero el que se sienta en la mesa enciende la vela. Porque cada comida es una celebración, de bajar el ritmo, nutrirnos y estar presentes. Esa vela la decoramos también de manera sencilla, y esta es nuestra vela de otoño este año:

sdr

¿Qué es la Danza Oriental Integral?

¿Qué es la danza oriental integral?

La Danza Oriental Integral es un término acunado por Sofia Nikander, dentro de la rama de la danza terapéutica, con un enfoque holístico integrando el cuerpo femenino y nuestra naturaleza cíclica en la danza. Aprendemos como los diferentes pasos trabajan y estimulan nuestro útero y pelvis, a nivel físico y energético. En las clases, la técnica es una de las pilares fundamentales de la danza pero en el trabajo de la danza oriental integral se da mucha importancia al conocimiento del cuerpo femenino, sus ciclos, la menstruación y en usar la danza como herramienta para desarrollar la creatividad y la conexión entre mujeres.

La danza oriental es una herramienta maravillosa para re-conectar con nuestro útero y pelvis, sentir y conectar con nuestros ciclos y nuestra sexualidad.  Liberamos, sentimos y danzamos… dejamos que la danza de un paso más que una coreografía o unos pasos estructurados. Añadimos ese ingrediente extra que lo convierte en una danza lleno de sentimientos y pasión. La danza pasa a ser una manera de expresar, de sentirnos, de contar nuestras propias historias al mundo. Ahí, donde cada movimiento es único y auténtico, lleno de historia y sentido. Clases con inspiración oriental místico y tribal.

 

¡Últimos días para hacer la inscripción!

IMG_20170513_153317_710

Últimos días para hacer la inscripción para la formación Círculo Integral de Danza que comienza el 7 de octubre! Quedan tres plazas.

Durante cuatro meses bucearemos en la Danza Oriental y su faceta más ancestral, ligada a nuestro ciclo interior y los cuatro arquetipos. Será un viaje hacía nuestro ciclo menstrual, nuestra sexualidad femenina y nuestro cuerpo integrando sus partes más sagradas. Útero, pecho, ovario, cadera, pelvis, corazón… En cada encuentro fusionamos la danza, sus movimientos y ritmos, con nuestro propio viaje hacía un nuevo cuerpo.
Mano a mano con la técnica, vamos descubriendo los pasos y nuestro cuerpo femenino, para hacerlos vivos y auténticos. La Madre, la Hechicera, la Bruja y la Virgen… la creatividad, la transformación, la magia y la intuición. Te propongo hacer un viaje, con la danza Oriental como tu herramienta principal, descubriendo y viviendo este círculo completo dentro de ti. Es un viaje de transformación, de renovación, de crecimiento, de honrar nuestra naturaleza y nuestro linaje femenino. Fusionamos diferentes técnicas y el trabajo físico, integrando en nuestra danza la poesía, la pintura, la tierra húmeda bajo nuestros pies, el bailar alrededor del fuego, el sudor, la luna, la sangre sagrada…

Fechas:

1 módulo: 7/10 y 21/10

2 módulo: 4/11 y 18/11

3 módulo: 2/12 y 16/12

4 módulo: 13/1 y 27/1

Horario: 18:00-21:00 Cerramos cada módulo con un Círculo de Danza, para danzar, honrar y celebrar juntas.

En cada módulo trabajamos con un arquetipo, acercándonos a su danza, su energía, su sistema de símbolos en la danza e integrando su conocimiento en nosotras. Juntos, los cuatro módulos cierran el círculo completo, y nos llevamos cuatro danzas y el sudor de un viaje de transformación en nuestra piel.

Inscripción. lasemillaroja.info@gmail.com / 607 622 058 (Sofia)

Feliz equinoccio de otoño

IMG_20170922_231819_945

Feliz comienzo del otoño. Feliz equinoccio, feliz equilibrio entre nuestras sombras y nuestras luces. Comienza una nueva temporada para la reflexión, el recogimiento, la transformación y la planificación. Tiempo para ir seleccionando las semillas que queremos guardar y proteger a lo largo del invierno. Tiempo de poda, de desechar lo que no nos vale para crear espacio para la nueva vida. El equinoccio de otoño es una festividad de cosecha, de acción de gracias donde se da las gracias por los frutos recogidos durante el año. Se celebra desde los comienzos de la historia, con gran importancia en culturas tan dispares como la antigua celta, china y maya. ¿Que podemos hacer en casa para celebrar el comienzo del otoño y el equinoccio? Encender una vela, recolectar hojas y tesoros de la naturaleza, preparar un calendario para recoger las semillas de los nuevos proyectos, mirar hacia atrás y dar las gracias por los frutos y pasos dados en el pasado año. Buscar la luna nueva en el cielo, sentir la brisa fresquita y conectar con nuestra naturaleza. Sentir ese anhelo a recogernos, ir hacía dentro y llenarnos de lentitud. Somos cíclicas, la naturaleza es cíclica, y recuperar nuestros ritos es poderoso y esencial. Feliz equinoccio de otoño. 💜

Clases de Danza Oriental Integral ONLINE

dav¿Vivimos lejos pero te llama la atención la danza oriental integral como herramienta de autoconocimiento corporal femenino? ¿Quieres conectar con tu pelvis y útero, fortalecer tu suelo pélvico y la danza oriental te llama? ¿Quieres aprender danza oriental fusión? ¿O estás dando recibiendo clases en otro sitio pero deseas complementar con un enfoque holístico y conocer como la danza puede ayudarte en los diferentes etapas de tu vida y tu ciclo menstrual?

Las nuevas tecnologías crean puentes, y a partir de octubre podrás asistir a clase sin importar donde estés, y formar parte de nuestra comunidad virtual de danza desde la comodidad de tu casa. Cada semana recibirás una clase entera que podrás ver y seguir las veces que quieras, otros vídeos cortos para explicar pasos nuevos y su trabajo en nuestro cuerpo, y cada semana material teórico sobre el cuerpo femenino, la danza y nuestra pelvis. Una vez al mes haremos una reunión virtual para vernos, compartir y aprender más juntas. Durante todo el mes tendrás contacto y feedback conmigo a través de email o teléfono.

Tendrás acceso al foro donde podrás comentar, compartir dudas y sobretodo formar parte de una comunidad hermosa de mujeres que desean descubrir la danza oriental integral como una herramienta terapéutica de autoconocimiento femenino.

La mensualidad tiene un coste de 29€. Cada mes recibirás:

– Cuatro clases en forma de vídeos para ver y seguir las veces que quieras

– Cada semana vídeos cortos para explicar nuevos pasos y su función en el cuerpo femenino.

– Material teórico sobre la danza, el cuerpo femenino, nuestro útero y pelvis

– Acceso al foro para compartir y formar parte de nuestra comunidad virtual de danza oriental integral.

– Contacto y feedback a través de email o teléfono conmigo.

– Un encuentro virtual al mes para compartir y seguir aprendiendo juntas.

¿Quieres apuntarte? Escríbeme a lasemillaroja.info@gmail.com y te daré todos los datos y información de pago.

Taller Menstruación Consciente 22 de septiembre

El 22 de septiembre volvemos a celebrar el taller de Menstruación Consciente. ¿Quieres conocer tu ciclo menstrual, tu útero y tu cuerpo femenino?

IMG_20170808_121909_868

 

-Alternativas para una menstruación sana: compresas de tela, mooncup, sangrado libre.

-¿Por qué me duele, y qué puedo hacer? Los diferentes dolores menstruales y sus posibles causas.

 

-Ejercicios prácticos para re-conectar con nuestro útero y suelo pélvico.

-Como realizar un diagrama menstrual.

 

-Los arquetipos y energías del ciclo menstrual.

-Herramientas para la primera menstruación de nuestras hijas.

-Ejercicios prácticos creativos con barro y pintura para conectar con nuestro ciclo y la creación de nuestro collar menstrual.


Próxima fecha: 22 de septiembre 2017

En la Semilla Roja, Málaga.

Abierto plazo de inscripción: lasemillaroja.info@gmail.com / 607 622 058

Aportación: 30 € incluye material y documentos

Festival Féminas

IMG_20170807_102554_755Acompáñanos a nuestro primer ENCUENTRO FÉMINAS donde crearemos un espacio para hablar, compartir y celebrar nuestra naturaleza femenina.

Este encuentro pretende ser una celebración dónde recordar nuestros saberes y dones, un espacio dónde reconocer, empoderarnos y recuperar nuestra naturaleza salvaje e instintiva.

Honramos cada ciclo y celebramos nuestros ritos de paso, nos reconocemos como mujeres instintivas, conscientes y salvajes, nos vemos reflejadas en los ojos de otras, compartimos y nos acompañamos.

Talleres y charlas sobre menstruación, embarazo, post parto, crianza y menopausia. Ciclos de la mujer y ritos de paso. Arquetipos, las diosas en cada mujer. Danza, Yoga, Rueda Chamánica de sanación, Meditaciones, Música, medicina natural, alimentación saludable, educación, familia, cuentacuentos, convivencia, naturaleza, arte, mandalas, naturaleza, VIDA.

Eres bienvenida !!
Niños y bebés super bienvenidos !!

TALLERES

– Nuestra pelvis femenina con Sofia Nikander
– Biodanza mamas, bebes con Carmela Berrocal
– CuentaYoga de la Risa con Rocio Villalba
– Rueda Chamánica con María Aguila
– Taller de Mándalas, conectando con nuestra feminidad con Adri Eslava
– Arquetipos y Diosas con Patricia Sanagu

Además de convivencia en la naturaleza, charlas, comida rica de nuestro huerto ecológico, risas, hermandad, conexión, vida.

CUÁNDO

SÁBADO 9 de Septiembre desde las 10 am hasta el
DOMINGO 10 de Septiembre hasta las 2 pm.

OPCIÓN 1

SÓLO SÁBADO
(Incluye Almuerzo)

50 € mama y bebe (o niño menor de 10 años) –
SI VIENES CON TU PAREJA
80 € los dos + bebe o niño menor de 10 años

SÁBADO Y DOMINGO
(Incluye almuerzo, cena, alojamiento y desayuno domingo)

80 € mama y bebe (o niño menor de 10 años)
SI VIENES CON TU PAREJA
110 € los dos + bebe o niño menos de 10 años

Niño adicional + 10 € (menor de 10 años)
Para niños mayores de 10 años consultanos

Si quieres participar, contáctanos:
patricia.sanagu@gmail.com
Yogapilates@iomfit.es

Fotografía que sirve para la portada por Ivette Ivens

¡¡¡ MUJERES !!! Celebremos 💜

Mi sangre, mi espejo

menstruation_blood (1)

Mi sangre menstrual es el conjunto de lo que he vivido, comido, sentido y experimentado en el pasado ciclo. Aunque estamos acostumbradas a contar el primer día de sangrado como el primer día de nuestro ciclo menstrual, en realidad es la culminación del ciclo. En la sangre está reflejado todo aquello que hemos vivido a lo largo del mes. Tanto lo que hemos comido, nuestro estado físico, nuestro equilibrio o desequilibrio hormonal, pero también nuestro estrés, nuestras emociones, nuestras sombras y nuestro estado de ánimo. Porque todo ello tiene un efecto en nuestro cuerpo y sobretodo en nuestro ciclo menstrual. ¿Se retrasa el sangrado o la ovulación? ¿Duele más de lo normal? ¿Estás tensa? ¿Es más abundante o escaso? ¿Claro o oscuro, espeso o líquido?

La menstruación no es la que nos falla o no funciona como debería, al revés, es quien nos avisa de que algo va mal. O que necesitamos cambiar algo. O simplemente refleja lo que pasa en nuestro cuerpo. El cuerpo femenino menstruante tiene un gran regalo, un feedback que una vez al mes nos cuenta lo que pasa en nuestro interior, los cambios o problemas quizás demasiado sutiles como para contemplarse en el resto del cuerpo. Entonces, ¿cómo aprendo e leer mi sangre menstrual? Partimos de algo muy importante: la menstruación no debería doler. Una cosa es sentirse más cansada durante los días de sangrado, con suaves calambres que nos piden descansar con los pies en alto, nos invitan a escucharnos y respetar el gran trabajo de desechar y limpiar que está haciendo nuestro cuerpo. Otra cosa muy diferente es el dolor. Dolor en los ovarios, en la espalda, los riñones, el útero…  Ese dolor nos está diciendo algo. No importa que haya estado presente desde la primera menstruación que tuvimos, no debería ser así. No significa que sea algo grave, alguna enfermedad o trastorno (aunque, al existir dolor persistente o cualquier anomalía es importante hacer una revisión, o dos o tres, para asegurarnos de que no sea algo que necesita intervención médica o tratamiento) simplemente es posible que la des-conexión con nuestra pelvis y útero, rigidez, posturas y movimientos incorrecto, tensión y estrés crea ese dolor que a menudo creemos que es normal e inevitable (puedes leer más aquí ¿Dolor Menstrual?)

Segundo, es importante conocer tu propia menstruación. El color, espesor, presencia de coágulos, cansancio, abundancia… nos puede dar pistas muy importantes, pero lo que más pistas nos da es cuando algo en tu sangrado cambia de mes a mes. Suelen ser condiciones bastante regulares, tanto cuantos días sangras como el color o cualquier otra característica, y cuando eso de repente cambia de un mes a otro, o un cambio más gradual a lo largo de unos meses, nos habla de algo que está cambiando, algo que nos haya afectado a lo largo del ciclo pasado. El sangrado menstrual es el resultado, es como un resumen de nuestro ciclo pasado tanto físicamente como emocionalmente.

Así que, antes de ver qué pueden significar todos estos cambios (que podrás leer en la próxima entrada) es importante que empieces a observar tu sangre. Tu médico o ginecólogo no va a saber si para tu organismo es mejor tal o cal cantidad de sangre, o tal o cual cantidad de días. Hay muchas variedades que caen dentro de lo normal y lo sano. Pero tú si puedes decir cuando algo cambia, cuando algo te parece diferente. Así que otra vez, observa tu sangre. Toca, huele y siente. Si usamos tampones o compresas convencionales esto es difícil, si no imposible, porque el líquido es absorbido, el color y olor cambia, y solo se quedan los restos más espesos para observar. Por ello, una copa menstrual, compresas de tela o el sangrado libre te puede facilitar mucho el proceso (aparte de mejorar tu salud menstrual). Puedes leer más sobre las alternativas saludables para la menstruación aquí Alternativas saludables y ecológicas para el sangrado menstrual y sobre el sangrado libre aquí Menstruación: Sangrado Libre parte I y Sangrado Libre parte II.

¡Te deseo feliz viaje observando tu ciclo y sangrado, y en la próxima entrada veremos qué significan las diferentes características de tu sangre!

¡Comienza en octubre! Formación Círculo Integral de Danza

 



Es con mucha ilusión que comparto con vosotras que ya tenemos las fechas para la próxima formación Círculo Integral de Danza.

Durante cuatro meses bucearemos en la Danza Oriental Integral y su faceta más ancestral, ligada a nuestro ciclo interior y los cuatro arquetipos . Será un viaje hacía nuestro ciclo menstrual, nuestra sexualidad femenina y nuestro cuerpo integrando sus partes más sagradas. Útero, pecho, ovario, cadera, pelvis, corazón… En cada encuentro fusionamos la danza, sus movimientos y ritmos, con nuestro propio viaje hacía un nuevo cuerpo.
Mano a mano con la técnica, vamos descubriendo los pasos y nuestro cuerpo femenino, para hacerlos vivos y auténticos. La Madre, la Hechicera, la Bruja y la Virgen… la creatividad, la transformación, la magia y la intuición. Te propongo hacer un viaje, con la danza Oriental como tu herramienta principal, descubriendo y viviendo este círculo completo dentro de ti. Es un viaje de transformación, de renovación, de crecimiento, de honrar nuestra naturaleza y nuestro linaje femenino. Fusionamos diferentes técnicas y el trabajo físico, integrando en nuestra danza la poesía, la pintura, la tierra húmeda bajo nuestros pies, el bailar alrededor del fuego, el sudor, la luna, la sangre sagrada…

Fechas:

1 módulo: 7/10 y 21/10

2 módulo: 4/11 y 18/11

3 módulo: 2//12 y 16/12

4 módulo: 13/1 y 25/1

Horario: 18:00-21:00 Cerramos cada módulo con un Círculo de Danza, para danzar, honrar y celebrar juntas.

En cada módulo trabajamos con un arquetipo, acercándonos a su danza, su energía, su sistema de símbolos en la danza e integrando su conocimiento en nosotras. Juntos, los cuatro módulos cierran el círculo completo, y nos llevamos cuatro danzas y el sudor de un viaje de transformación en nuestra piel.

Inscripción. lasemillaroja.info@gmail.com / 607 622 058 (Sofia)

tarpa-dance1.jpg

Raíces

roots-313936_960_720Recolectora de huesos, de trocitos de alma entre las Raíces. Historias perdidas, no contadas o fragmentadas. Esas memorias que no pudieron ser nombradas pero siguen viviendo en nosotras, en nuestra memoria femenina, en nuestro cuerpo y útero, contando las historias de nuestras ancestras. De dónde provengo, que tierra me hizo crecer y me nutrió con su agua y barro, viento y tormentas. Que huesos necesito encontrar para poder completar el esqueleto.

Entre las Raíces están los huesos perdidos. A veces malolientes y bien escondidos.

Las raíces que te sostienen y permiten crecer y explorar. ¿Las sientes? ¿Están fuertes o las necesitas buscar y nutrir? A veces, hemos necesitado alejarnos, olvidar, poner muros y distancia entre nosotras y nuestras raíces, para poder salvarnos. Pero siempre, siempre llega el momento cuando nos llaman, nos encuentran fuertes como para conocer y sentir, sanar, y necesitamos prender el viaje para recuperarlos. Recolectar nuestros huesos perdidos y reconstruir nuestro esqueleto. Sólo así podemos seguir creciendo.

Cada año, vengo aquí a mi tierra para seguir recolectando mis huesos, fragmentos de mis raíces. El olor a mi abuela, las cestas de mimbre en la veranda, los geranios, las fotografías en blanco y negro con miradas que penetran, caras que no recuerdo pero reconozco y el silencio de la noche que se rompe con el sonido de un pájaro. Aquí entro en sintonía, algo en mi alma hace ‘click’. Encuentro mi hilo rojo y conecto con las mujeres de mi familia. Sus historias y nombres me hablan y cuentan. No con palabras, pero de útero a útero. A través de un hilo invisible pero fuerte. Hablan de miedos y sueños, de represión, de amar a hijos, de perderlos. De dolor y alegrías. Y mucho miedo que necesita ser liberado y transformado en confianza. De rabia. Hablan de conquistas y fuerzas, de lo fuertes que somos las mujeres pero también de las paredes invisibles que por sobrevivir en este mundo hemos construido entre nosotras. Me hablan de mi madre y mi abuela, de aquella tia-abuela que hizo eso que era tan horrible. Y la puedo mirar con compasión, otro hueso recuperado. Hablan, sin palabras, y yo les escucho.

A menudo me he preguntado por qué mi abuela materna es tan increíblemente importante para mí. Es como si fuera una raíz fuerte y principal, mi portal hacía mi linaje, la respuesta a tantas historias fragmentadas. Las palabras sanan, pero cuando ya no se puede hablar y contar historias, sentir, cavar y estar cerca es suficiente. Quizás coger uno de sus ovillos de lana de la cesta de la escalera que huele a sótano y humedad, y tejer con su aguja. Tejer con la aguja y lana de mi abuela. Es abrir la puerta a todo lo que ya, por los años y la enfermedad, no puede contarme con palabras. Siento a través de cada movimiento de mano, el hilo se desliza entre mis dedos. Ahí está mi atajo para escuchar, amar y aprender de las mujeres de mi linaje. Las siento todas cerca mientras la noche se convierte en madrugada y el olor a musgo húmedo penetra por las rejillas. El tic tac del reloj de la pared, tan constante, tan eterno, mientras la respiración tranquila de mi abuela soñando me sigue hablando.


En el libro Mujeres que corren con los lobos, Clarissa Pinkola cuenta como todas nosotras comenzamos nuestro viaje como un saco de huesos perdidos por el desierto. Nuestra misión es prender el viaje para buscarlos y encontrarlos todos, reconstruir el esqueleto y cantar sobre ellos con la voz de nuestro alma para poder entender y liberar. Los huesos son nuestras historias perdidas, innombradas, escondidas bajo metros de escombros y tierra. Es necesario buscar y reconstruir, no para quedarnos ancladas al pasado ni para lamentar, sino porque al nombrar, al llevar los huesos a la luz del sol pierden carga y las heridas sanan. No sólo nuestras propias heridas de nuestra propia historia, si no las de las mujeres de nuestro linaje. Porque en nuestro cuerpo, alma y útero se graban las memorias de nuestras ancestras hasta que sean liberadas y sanadas. Nuestras memorias uterinas. Excavando entre nuestras raíces, recolectando nuestros huesos, comprendiendo y dando voz y escucha en la distancia a esas vidas y historias del pasado sanamos nuestras memoria uterinas, nuestras corazas y un trocito más de nuestra historia y linaje femenino.

Y ¿Como empezamos? Cada una siente y sabe donde empezar. Nos atrae como un imán. No nos permite descansar hasta comenzar. Cuando lo tocamos, lo sentimos cargado de emociones y quizás miedo y lágrimas. Si es algo de lo que no se habla en voz alta, seguramente será para ti. Pero sobretodo, escuchando hacía dentro, porque la recolectora de huesos sabe siempre dónde buscar el siguiente hueso.